¿Son las ranas toro invasivas?

No en todos los lugares del mundo se encuentra presente la rana toro, lo cual es afortunado para muchos, sobre todo quienes no toleran los ruidos y dimensiones de este animal. Es una especie que se encuentra principalmente en las grandes llanuras de Estados Unidos.

Su tamaño puede parecer intimidante, principalmente en los hábitats donde deba competir con otras especies de ranas.

Las ranas toro comen cualquier cosa que se encuentre cerca de su boca, entre los que podemos mencionar pequeños roedores, aves y ranas más pequeñas, teniendo impacto sobre otras especies amenazadas de ser extinguidas

Una rana que “muge”

Mientras existan suficientes reservas de agua, las ranas toro son capaces de coexistir con especies de ranas similares. Son aficionadas a los cuerpos abiertos de agua que se mueven lentamente, a diferencia de otras ranas que existen felizmente en bosques húmedos.

En la mayor parte del oeste de los Estados Unidos, el agua tiende a ser más escasa, ya que las presas han modificado considerablemente los cursos de agua. Estos eventos hacen posible que las ranas toro tengan supremacía sobre otras ranas.

Es difícil erradicar una invasión de ranas toro, debido a la elevada cantidad de huevos que ponen, sin mencionar que la eliminación de individuos adultos favorece el desarrollo de los renacuajos, pues las ranas adultas son caníbales.

La presencia de las ranas toro hace posible que los habitantes del oeste de Estados Unidos contraten cerrajeros profesionales para instalar dispositivos de seguridad eficientes que coarten la entrada de estos estos animales.

Las ranas toro han vivido por mucho tiempo en los lugares donde son invasivas, lo que significa que las poblaciones correspondientes deben ser atendidas, creándose campañas eficientes de eliminación.

Este tipo de ranas es capaz de viajar cientos de metros en aras de conseguir un nuevo hogar para colonizar, en caso de que suceda algo con su hogar inicial.

Control de las poblaciones de ranas toro

Las prácticas tradicionales para el manejo de las ranas toro incluyen cazarlas y posteriormente comerlas, drenar los embalses en los que se localizan e introduciendo depredadores como la lobina negra para que se coma a los renacuajos.

Se introduce este insecto ya que los peces no toleran el sabor de las ranas toro, lo que a su vez representa una limitante para exterminar a esta especie.

No obstante se han estudiado otro tipo de opciones más eficientes y creativas. De conseguir el control en las poblaciones de ranas toro, las ranas nativas deben retroceder antes de establecerse.

Actualmente Great Ecology trabaja con Adaptation Environmental Services, con la finalidad de desarrollar e implantar estrategias para el control de las ranas toro en Colorado, con la asistencia de los ciudadanos del lugar.

Pero, ¿cómo se distingue una rana toro del resto de las especies? Su canto es bastante particular, lo que hace que se le acredite el nombre del que es merecedora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *